La política exterior de Turquía y su ascenso como potencia emergente

Las relaciones internacionales nos ofrecen un amplio abanico de niveles de análisis para facilitar la comprensión de la política exterior de los estados, aunque en el mundo real los niveles se interrelacionan. Por esta razón, los estudiosos construyen estos modelos artificiales para un mayor entendimiento de los fenómenos. De acuerdo al consenso académico, en líneas generales existen tres grandes niveles de análisis: el individual, el estatal y el estructural. Aún así, no podemos obviar la importancia de otros niveles no tan utilizados, como el subnacional o el grupal. En primer lugar tenemos el individual, basado en las influencias e ideas de las personas en el Sistema Internacional. Seguidamente, existe el nivel Estatal, destinado al estudio del comportamiento exterior de los estados de acuerdo a sus características internas. Por último, y de acuerdo al propósito del siguiente ensayo, llegamos al nivel sistémico -también llamado estructural-, cuyo objetivo es determinar cómo afecta el contexto internacional a los estados (principalmente)

  1. La aproximación sistémica en Análisis de Política Exterior

Tal y como explica Rourke, los Estados son teóricamente libres para realizar la política exterior que les plazca (John Rourke, 2007: pp 91). No obstante, no pueden obviar las características y el contexto del Sistema Internacional. Hecha una primera consideración, llegamos a un punto de partida básico: el Sistema Internacional condiciona, constriñe y determina -en mayor o menor medida- las actuaciones de los Estados en las arenas internacionales.

El Sistema Internacional tiene unos atributos determinados, desde el número de actores en el sistema, la distribución de poder a través de los diferentes actores, el número de grandes potencias, los mecanismos reguladores de los polos, la existencia de entidades supranacionales y un largo etcétera (Valerie Hudson, 2007: pp 153-154). Todos esos factores los podemos clasificar según si son materiales o inmateriales. 

Las sistematizaciones que ofrece el analista Rourke para la aproximación estructural en Análisis de Política Exterior van en torno a: 1) Las características estructurales: la organización de la autoridad (sea vertical, con altos niveles de autoridad, o horizontal, con el poder más fragmíndexentado) y el alcance, nivel e intensidad de las interacciones (Rourke, 2007: pp 91); 2) Las relaciones de poder: el número de polos poderosos (sea un sistema unipolar, bipolar, tripolar o multipolar) y el contexto del poder (Rourke, 2007: pp 91); 3) Las realidades económicas: la interdependencia económica y las nuevas potencias emergentes (Rourke, 2007: pp 91); y 4) Las normas. Por lo tanto, el Sistema Internacional contemporáneo tiene una estructura horizontal anárquica basada en el principio de soberanía de los estados y con unas dinámicas basadas en el multipolarismo. Además, las interacciones a nivel mundial son cada vez más numerosas, la economía mundial es más interdependiente y globalizada, han aparecido unas potencias emergentes que ponen en cuestión el orden clásico y el Sistema está regulado por un sistema de normas.

  1. Variables materiales y inmateriales

Si hablamos de variables materiales nos referimos al poder tangible dentro de la estructura del Sistema Internacional, es decir, a variables de índole económica, geográfica, de recursos naturales y de distribución del poder. Por lo tanto, y conectando con la explicación anterior, las potencias emergentes tienen condicionado su comportamiento en política exterior por una serie de atributos materiales, como las dinámicas de la economía mundial (globalización, crisis económica, crecimiento económico de las potencias emergentes etc), la situación geográfica (geopolítica, geoeconomía, tensiones fronterizas, etc.), la ubicación de recursos naturales y la distribución del poder (polaridad, anarquía, etc.)

Por otra parte, existen las llamadas variables no materiales que intentan explicar cómo los factores intangibles en el nivel sistémico influyen en la política exterior de los estados. Con esto nos referimos al Derecho internacional, la cultura, los valores y las normas predominantes en el Sistema Internacional, que crean patrones de comportamiento en los estados (uso de las armas atómicas, protocolos medioambientales, etc).

  1. La política exterior de Turquía y las razones de su ascenso

La República turca está situada en uno de los lugares más estratégicos del mundo, ejerciendo de separación entre Occidente y Oriente, siendo un puente de civilizaciones. Es un país consciente de la delicada y hostil posición en la que se encuentra, por ello mantiene una posición de alerta (Min.Ext.Gob, 2015: pp. 3). A partir de la caída del Imperio Otomano y el liderazgo de Atatürk, Turquía dio inicio a un acercamiento parcial al mundo Occidental.

Más adelante, durante el transcurso del conflicto bipolar, Turquía  se vinculó tempranamente a la OTAN (1952) y tuvo como principales socios -económicos, militares y políticos- a la Unión Europea y a Estados Unidos. Los intentos de Turquía por entrar en el complejo europeo han sido varios desde los años sesenta, pese a que en la actualidad el proceso se encuentra estancado. Una vez finalizado el bipolarismo, la importancia de Turquía a nivel geopolítico decreció, hasta la llegada al poder del Partido de la Justicia y el Desarrollo (AKP) en el 2002, comandado por el presidente Erdogan. Es a partir de allí que la política exterior sufre un viraje sustancial, siendo ésta más ambiciosa y enérgica, planificando una estrategia a largo plazo. (Meliha, 2011: pp.1)). En los último años, el país ha sufrido tensiones territoriales y políticas con Chipre, Grecia, con países de los balcanes (p.e. Macedonia), así como con los países caucásicos (p.e Armenia), sin olvidar también nuevas problemáticas para su política exterior: los movimientos independentistas del Kurdistán y el creciente islamismo radical.

En primera instancia observamos la importancia de la geografía (variable material) del país a lo largo de la historia. Su papel como puente de civilizaciones es fundamental para la geopolítica de la zona. Más aún en 2015, con un islamismo radical creciente y con la mayor crisis de refugiados desde la IIGM. En este sentido, la posición estratégica del país representa uno de los factores para su condición de potencia emergente. El poder militar es también esencial. imagesEl país fue uno de los protagonistas en la crisis de misiles cubanos del 1962, y siempre ha estado del lado de Estados Unidos y la OTAN: la situación estratégica de Turquía era idónea para contener a la Unión Soviética. No obstante, en los últimos años la política exterior de la república de ha vuelto más independiente (Meliha, 2011: pp.1) En la actualidad, las capacidades materiales del país son abundantes, situando al país en una posición más elevada en la jerarquía de poder a nivel internacional, de acuerdo a las dinámicas  de un sistema multipolar. Los países emergentes buscan su trozo del pastel en el club de las potencias más poderosas. Turquía busca poder en su zona de influencia (Oriente Medio principalmente), siendo así una de las potencias regionales más poderosas de la tumultuosa región.

La variable económica también constituye uno de los factores que hacen de Turquía una potencia emergente. Las estructura y las dinámicas de la economía mundial han cambiado drásticamente y las potencias emergentes son las mayores beneficiarias; las economías de los países emergentes han crecido exponencialmente. Desde el 2000, Turquía ha multiplicado por seis su PIB, situándose en 2015 en la posición 17º. El poderío económico de Turquía constituye una factor de suma importancia respecto al nivel sistémico.

Podemos constatar que las variables materiales hacen de Turquía una potencia en ascenso: la geografía (geopolítica, situación estratégica, puente de civilizaciones), el poderío militar (incrementar capacidades en mundo multipolar, Sistema Internacional anárquico, búsqueda del trozo del pastel, papel de potencia regional) y la economía mundial (globalización, papel de las economías emergentes).

Turquía ha sido un país históricamente mediador de la zona, capaz de hablar con todo el mundo  (Meliha, 2011: pp.1). Los valores y la cultura (variables inmateriales) hacen de Turquía un país con voluntad de diálogo, siendo una de las pocas democracias liberales de Oriente Medio. Pese a una deriva más autónoma en el siglo XXI, la república es vista por los países democrático-liberales como una esperanza en términos de expansión de la democracia y de combinación democracia-islam. La primavera árabe supuso un reto, así como la guerra de Siria, en la cual Turquía está contra Al-Assad y dando cobijo a los refugiados. A nivel sistémico Turquía representa la mezcla de los dos mundos, con voluntad de integrarse económicamente con la Unión Europea y con alianzas con USA, pero siendo a la vez una potencia regional mediadora, con la mayoría de población musulmana.

  1. Bibliografía

  • BENLI, Mediha. (2011) “La política exterior de Turquía en el siglo XXI”, en Anuario Internacional CIDOB: Perfil de país Turquía: CIDOB, pp. 421-426
  • ERALP, Atila. (2006) “Las relaciones exteriores turcas en la era de la posguerra fría Atila Eralp”, en Turquía y la UE: Trazando el camino a seguir: CIDOB, pp. 87-90
  • HALE, William. (2012) “Turkey and its Neighbors: Foreign Relations in Transition, and: Turkish Foreign Policy: Islam, Nationalism and Globalization (review)”, en The Middle East Journal: Volume 66: nº3, pp.550-552
  • HUDSON, Valerie. (2007) “The Levels of National Attributes and International System: Effects on Foreign Policy”, in Hudson, V., Foreign Policy Analysis: Classic and Contemporary Theory, Lanham: Rowman and Littlefield, pp.143-162.
  • Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación de España (2015) “Ficha país: Turquía” en Oficina de información diplomática, pp. 1-7
  • ROURKE, John T. (2007) “Chapter 3. Levels of Analysis and Foreign Policy”, en International Politics on the World Stage 12/ed., New York: McGraw-Hill, pp. 64-100.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s