El castillo asediado

Los castillos eran la fuente de poder en la Alta Edad Media europea: enormes y robustas fortificaciones de piedra, con hondos fosos y arqueros en las torres, con administrativos que lo hacían funcionar y caballeros que lo defendían, con un campesinado que vivía a sus expensas y con un sistema de recaudación de impuestos. Los castillos constituían por antonomasia el lugar de residencia de la poderosa nobleza y la monarquía, para defenderse de los enemigos externos. En esa época, el poder estaba dividido, disperso, degradado, y numerosas familias se disputaban los territorios. El clero cristiano dominaba la vida pública y las guerras conformaban la cotidianeidad del continente. Quien poseía los caballeros más entrenados y el castillo más grande era el más poderoso.”

Texto completo aquí: http://amanecemetropolis.net/el-castillo-asediado/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s