Breve comentario sobre tecnología y trabajo

Acudí este mediodía al acto inaugural del curso 16-17 de la Facultad de Políticas y Sociología de la UAB, en la que el catedrático y ex-decano Fausto Miguélez ha dado una conferencia titulada “Si en el futur les feines serán escasses i dolentes, per què cal formarse?. Fausto ha analizado las tendencias de las relaciones entre trabajo y tecnología, haciendo un recorrido histórico y explicando algunas de sus previsiones como sociólogo del trabajo. Entre otras cosas, se ha comentado que el uso masivo de Internet también quita empleos y que la sustitución de trabajos por robots va más rápida que la creación de otros puestos de empleo. En un futuro, habrán dos tipos de trabajo: el bien pagado relacionado con la tecnología y el mal pagado precario. Una auténtica brecha digital.

Todo esto coincide con cuatro cosas recientes en mi vida (últimamente me ha dado por la crítica social tecnológica):

  1. La copisteria de mi facultad ha desaparecido. Este curso han puesto impresoras por las diferentes facultades en las que únicamente identificándote con tu usuario y introduciendo un pen, puedes imprimir cosas. Lo que me pregunto es: ¿Las personas que trabajaban en la copisteria donde trabajan ahora?
  2. Me acabé la última temporada de Black Mirror. Distopía sobre un próximo mundo acechado por la tormenta tecnológica. Muy guapa, muy recomendable y muy deprimente por la realidad que describe.
  3. Hace una semana publiqué un artículo criticando al transhumanismo y a los gigantes tecnológicos, y manifestando la necesidad de estudiar humanidades y ciencias sociales para comprender -y cambiar- una sociedad cada vez más compleja.
  4. En el canódromo de mi barrio han puesto un “Parc de recerca creativa” y quieren hacer un dronódromo. Publiqué un artículo hablando de ello.
20150315_193849-2
Google como nueva religión

A todo esto, Faustino concluye con una diapositiva hablando de la necesidad de la formación en ciencias sociales. La importancia de nutrirse de los clásicos, de la historia, de leer y formarse constantemente, de ser autodidacta.

Una reivindicación que todos los humanistas deberíamos hacer. La necesidad de dejar de cultivarnos en este individualismo galopante y luchar por un cambio social. ¿Por qué debemos formarnos en ciencias sociales? ¡Porque el mundo se va a la mierda!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s