Mi nombre es Martín Madridejos y nací en el 1994 en Barcelona. Mis pasiones son escribir, viajar, la política internacional y las artes marciales.

Llevo escribiendo aproximadamente desde los dieciocho, momento en el que me abrí el blog. A lo largo de estos seis años he publicado 140 entradas. La mayoría de mis escritos son diarios de viajes, enmarcados en el proyecto Barrioviajero, que combina la literatura de viajes con el análisis político y social de los lugares que visito. Aun así, también he publicado textos de otras temáticas, tanto en este blog como en otros medios digitales.

Viajar es darle poder al movimiento. Desde bien joven tuve la oportunidad de conocer España y muchas partes de Europa, y ya a partir de los veinte me puse a viajar por mi cuenta a cargo de una mochila. Así pues, acumulo a mis espaldas vivencias en 26 países. Las últimas hazañas son difíciles de valorar, pero desde verano del 2017 prácticamente no he parado, momento en el que recorrí los Balcanes durante un mes y medio y posteriormente me fui un año a vivir a Edimburgo, Escocia. La vida acaba de comenzar y las ganas de explorar el mundo son inmensas.

La política internacional es mi pasión, rama que escogí cuando estudiaba Ciencias Políticas y que acabé de especializar haciendo un Máster en Relaciones Internacionales, ambos en la Universidad Autónoma de Barcelona. Mi abanico de intereses es enorme, y va desde la política exterior de Cuba, los Balcanes, conflictos y paz, geopolítica, migraciones y un largo etcétera. Considero que, a pesar de la obsesión por especializarnos en este siglo XXI, es necesario entender al globo al completo. Por tanto, mi objetivo es observar y analizar críticamente las dinámicas mundiales y a la interacción de sus múltiples actores.

Después de haber jugado a fútbol sala prácticamente diez años colgué las botas para trasladarme al tatami. Hoy en día ya llevo unos siete años haciendo artes marciales, llegando al cinturón azul en Karate y posteriormente al morado en Jiu Jitsu Brasileño, mi deporte. Creo que las artes marciales aportan seguridad, confianza, constancia y autodefensa, y por ello son sumamente necesarias para el mundo en el que vivimos.

Sigue explorando en Oasis en la Hecatombe.